Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de página web Saber más

Acepto

Feliz tú, maestro

Feliz tú Maestro/a

porque tu tesoro son los alumnos

y tu vida es estar en sus vidas,

haciendo madurar la vida.

Feliz tú Maestro/a

porque no guardas tu vida,

la derrochas cada jornada

entre silencios y esperas,

estre esperanzas y dudas,

entre ilusiones y temores.

Feliz tú Maestro/a

porque te sientes realizado

haciendo que brote la vida

que ya está allí, oculta,

esperando la voz del amigo maestro:

"Vida, sal a la vida".

Feliz tú Maestro/a

porque, aunque te llaman profeisonal, 

tú sabes muy bien que aprendes

cada día cuando estás delante de ellos, 

tus maestros,

cada uno diferente, original, 

incomparable,

cada uno maestro de su maestro.

Feliz tú Maestro/a

llamado a hacer brotar lo nuevo

que lleva cada uno dentro.

Si tú eres feliz,

felices serán ellos también. 

D. Antonio Arrojo, antiguo director del Colegio San Ignacio, escribió esta poesía para todas las personas que trabajan día a día en la educación integral de lo alumnos/as del Colegio San Ignacio de Loyola.